Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Public Health
Reporting on health care, criminal justice, the economy and other important issues in Louisiana, Alabama and Mississippi.

Vacunando Pescadores Se Aprende A Cómo Faenar En Comunidades De Alto Riesgo

download.jpeg
Phoebe Jones
/
WWNO
Los empleados de Westbank Fishing y Daybrook Fisheries esperan para recibir la vacuna dentro del Auditorio Buras en la parroquia de Plaquemines, Luisiana, 15 de marzo de 2021.

Traducción de Luis Rodrigálvarez

Cientos de pescadores comerciales y de trabajadores de la planta de procesado recibieron una inyección de la vacuna en un evento realizado en el auditorio de la parroquia de Plaquemines de Luisiana. El evento para la vacunación contra el coronavirus se realizó a tan solo cinco minutos en coche de los muelles donde anclan sus buques pesqueros, justo donde el río Misisipi desemboca al Golfo de México.

Las tropas de la Guardia Nacional fueron las encargadas de administrar más de 300 dosis a los trabajadores de Westbank Fishing y Daybrook Fisheries, una planta de procesamiento que convierte el pescado en diversos productos, como la comida para mascotas.

"Para ser sincero, no sentí nada, ninguna diferencia. Y sigo sin sentir nada". Declaró Ángel Arroyo, soldador en Daybrook Fisheries. "Ahora sé que no voy a infectar a nadie ni a coger el virus".

Ángel Arroyo comentó que vacunarse resultó un alivio para él. Durante este periodo de pandemia ha habido más de una docena de casos entre los pescadores comerciales y los trabajadores de estas plantas. Los portavoces de Daybrook Fisheries comentaron que sus trabajadores probablemente se contagiaron del virus debido a la transmisión entre la comunidad, por otro lado, Westbank Fishing declaró que sus pescadores enfermaron en sus barcos.

Ángel Arroyo nunca contrajo el virus de la enfermedad COVID-19, pero sí muchos de sus compañeros e incluso algunos perdieron a sus familiares.

"Estaba muy asustado porque no sabía si yo o mi familia estábamos contagiados. Así que tenía miedo", declaró Arroyo.

En las instalaciones de procesamiento de alimentos de Luisiana se han registrado más de 1.000 casos de coronavirus. Este sector ha sido en donde se ha registrado un mayor número de infecciones. De manera similar, en Mississippi y Alabama, cientos de casos estuvieron vinculados a plantas avícolas, donde la mayoría de los trabajadores son personas con ingresos bajos, negros o latinos.

Este evento de vacunación en la parroquia de Plaquemines se organizó después de que el departamento de salud de Luisiana recibiera un comunicado informándola de la posibilidad de que los trabajadores esenciales de estas industrias quedaran sin atención durante el despliegue de la vacunación.

"Nos dimos cuenta de que teníamos que ir allí donde se encontrara la gente", declaró la Dra. Shantel Hébert-Magee, directora regional del departamento de salud de Luisiana para la zona de Nueva Orleans.

En toda la Costa del Golfo, las autoridades sanitarias de la región están empezando a reconocer que es necesario un acercamiento más específico para hacer llegar las vacunas a los trabajadores de estas industrias de alto riesgo. A medida que el despliegue se amplía, los funcionarios de salud y los grupos comunitarios están aprendiendo más sobre cómo asegurarse de que la vacuna no sólo esté disponible, sino que esté realmente al alcance de todos.

Hasta ahora, estas son algunas de las lecciones que han aprendido:

1. La prevención no es suficiente, las comunidades de alto riesgo necesitan ser vacunadas desde el principio

Theresa Sokol, epidemióloga estatal en funciones de Luisiana, ha aprendido que cuando se trata de comunidades de alto riesgo y de trabajadores esenciales, es importante tener en cuenta todas las formas de transmisión del coronavirus.

"De los brotes de COVID-19 registrados en las plantas de procesamiento de alimentos, casi el 40 %, estaban relacionados con algún tipo de planta de procesamiento de carne, aves de corral o de pescado", declaró Sokol". A menudo estos son los trabajadores que están en las líneas de producción o que trabajan muy cerca unos de otros".

download (1).jpeg
Phoebe Jones
Un hombre vacunado en un evento organizado por el Departamento de Salud de Luisiana en la parroquia de Plaquemines, La. mira su tarjeta de vacunación, 15 de marzo de 2021.

Los portavoces de Daybrook comentaron que no tienen líneas de producción en la planta. En Daybrook cerraron la cafetería, anunciaron a los trabajadores que limpiaran y desinfectaran sus áreas de trabajo, que se mantuvieran a distancia entre ellos, que usaran mascarillas y que tomaran un descanso pagado si enfermaban.

Esas medidas de prevención son muy importantes, declaró Sokol, pero el virus también se puede propagar entre los mismos trabajadores, pero fuera de su lugar de trabajo, por ejemplo, cuando los trabajadores se reúnen durante las pausas para fumar, comparten un vehículo para ir al trabajo o comparten los mismos espacios si viven juntos.

"La persona con la que compartía el coche contrajo COVID y no lo sabíamos", declaró Arroyo, de Daybrook. "Y yo iba con él todos los días".

Algunos trabajadores de Westbank viven juntos en remolques o en barcos en los cuales los espacios son muy reducidos. La vida en común es muy habitual entre los inmigrantes y los trabajadores agrícolas que viajan a Luisiana durante las temporadas de cosecha, porque el alojamiento puede formar parte de sus contratos. Más de 1.500 trabajadores de la industria procesadora de pescado del estado tienen visados de trabajo temporal.

Sokol declaró que estas condiciones aumentan en gran medida el riesgo de nuevos brotes, por lo que es importante hacer que las vacunas lleguen cuanto antes.

2. Diseñar estrategias a medida. Recoger los datos. Ajustar los cambios necesarios. Repetir.

Al principio del despliegue de la vacuna, la mayor parte del suministro de Luisiana se destinó a los hospitales y farmacias. Pero el departamento de salud reconoció que esos proveedores no son accesibles para todo el mundo. Las autoridades sanitarias vieron la necesidad de cambiar de estrategia para llegar a más comunidades de alto riesgo.

"Esto ha sido gradual", declaró Hébert-Magee, del Departamento de Salud de Luisiana. "A veces crees que estás actuando de manera equitativa poniendo el acceso a la vacuna en cierta instalación, en el medio de donde están ciertos grupos demográficos, pero luego tienes que preguntarte: ¿Por qué las personas que pensábamos que acudirían a este centro no lo están haciendo? Y entonces tenemos que analizar esa situación".

download (2).jpeg
Phoebe Jones
Tropas de la Guardia Nacional en la entrada al Auditorio Buras durante un evento de vacunación, el 15 de marzo de 2021.

Todavía encontramos desafíos para cubrir las necesidades de cada comunidad, pero a medida que el suministro se ha expandido, declaró Hébert-Magee, el departamento de salud ha estado creando lazos con diferentes organizaciones de la comunidad.

Hébert-Magee declaró que la idea de tener eventos específicos para ciertos grupos de vacunación masiva, como el de la parroquia de Plaquemines, puede funcionar en muchos otros lugares. Pero no hay una manera de actuación general para llevarlas a cabo, porque "las comunidades no son todas iguales".

"Tenemos que fijarnos en aquellos que no encajan en un análisis algorítmico. Para conocer donde están, se necesita un acercamiento de la salud más exclusivo".

3. Entender, tolerar y adecuarse a los estilos de vida

Como en tantos aspectos de la salud pública, la confianza es clave.

"La gente toma sus propias decisiones y quieren ir a un lugar del que se puedan fiar. Así que esa confianza pueden encontrarla en un auditorio, en una iglesia, en su trabajo, porque ahí es donde está su comunidad", declaró Hébert-Magee. "No quieren estar en un entorno estéril como es un hospital, una farmacia o una clínica".

Las personas que trabajan en sectores esenciales quieren que el lugar en dónde vacunarse sea cómodo y que los horarios de las citas se ajusten a sus estilos de vida. Para los pescadores, hay que tener en cuenta muchos matices.

"¿Cuándo es la temporada de pesca o la de las ostras, o en que momento se alcanzaría a la mayor cantidad de gente? ¿Es mejor ir a primera hora de la mañana?". declaró Hébert-Magee.

"Somos conscientes de que la temporada de pesca empieza en abril y muchos de ellos estarán en el mar durante días o semanas. La prioridad para ellos va a ser salir a conseguir la mayor cantidad de pescado posible, no el volver a puerto para vacunarse".

En Mississippi, el departamento de salud, al comienzo del despliegue, distribuyó la mayor parte de las vacunas a través de centros en donde se recibían las inyecciones en su propio vehículo, principalmente en las áreas metropolitanas.

"Hemos tenido mucho éxito en estos... modelos de vacunación dentro de tu propio vehículo, pero para mucha gente eso es bastante incómodo", declaró el Dr. Thomas Dobbs, funcionario de salud del estado, durante una conferencia de prensa la semana pasada. "Ocurre durante la jornada laboral, así que eso va a ser un impedimento. También sabemos que el transporte puede ser un obstáculo ... y algunas personas simplemente no quieren conducir hasta tan lejos".

Dobbs declaró que el estado está en conversación con empresas de la industria para llevar a cabo eventos de vacunación en sus puestos de trabajo.

download (3).jpeg
Phoebe Jones
Un trabajador antes de recibir la vacuna, el 15 de marzo de 2021.

4. Trabajar junto a los líderes de las comunidades que conocen cuáles son las necesidades

En muchas zonas de la región, los líderes de las comunidades están trabajando junto a los funcionarios de salud para suplir las deficiencias en la distribución de vacunas.

Daniel Le trabaja con una organización nacional para vietnoamericanos llamada Boat People SOS. Daniel Le trabaja principalmente en las poblaciones de los estados de Mississippi y Alabama, a donde un gran numero de vietnamitas se trasladaron para trabajar en la industria pesquera y en la de distribución.

Daniel Le declaró que muchos vietnamitas mayores de 65 años de la zona de Biloxi aún no han podido vacunarse.

"No es fácil para alguien que no domina el inglés o que no tiene conocimientos de la tecnología inscribirse en la página web", declaró Daniel Le. "Además, al principio la oferta era muy limitada. Así que, una vez abierta la inscripción, las vacunas se acababan en 20 minutos. Por lo que no pudimos conseguir que muchas personas se inscribieran para vacunarse".

Daniel Le tuvo que sortear estas dificultades. Para distribuir las dosis, organizó pequeños eventos en templos e iglesias locales. Pero esos esfuerzos se convirtieron en un gran reto debido a que cuenta con muy poco personal y a un presupuesto muy limitado.

Así que Daniel Le se puso en contacto con el Departamento de Salud de Mississippi.

"Juntos llegamos a la conclusión que, para atender las necesidades de la comunidad vietnamita, haríamos una campaña de vacunación exclusiva para la comunidad vietnamita", declaró Daniel Le.

Daniel Le está trabajando para establecer también una relación con el Departamento de Salud Pública de Alabama y así poder llevar a cabo una campaña con las mismas características.

Este reportaje ha sido producido por Gulf States Newsroom, una colaboración entre Mississippi Public Broadcasting, WBHM en Birmingham, Alabama, WWNO en Nueva Orleans, Luisiana y NPR.

👋 Looks like you could use more news. Sign up for our newsletters.

* indicates required
New Orleans Public Radio News
New Orleans Public Radio Info