Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Your crucial donation during the Fall Drive provides content across platforms and across the world: 844-790-1094 or click here now!

Los Detenidos Denuncian Que Las Instalaciones De Detención De Ice De Luisiana Están Sin Electricidad

16995839888_4d988d7f0e_k.jpg
Toby Webster
/
Flickr
Postes de tendido eléctrico caídos. ";

Translated by Luis Rodrigálvarez 

Las personas retenidas en dos centros de detención de inmigrantes han tenido que enfrentarse a calores sofocantes, cortes de agua, escasez de alimentos y problemas con el sistema de aguas residuales tras el paso del huracán Laura, según sus abogados de inmigración.

Los familiares de los detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) informaron que hubo cortes de agua y electricidad a partir del viernes en el Centro Correccional de la parroquia de Jackson en Jonesboro, Luisiana, y en el Centro Correccional LaSalle en Olla, Luisiana, informó Luz López, abogada principal supervisora del Immigrant Justice Project para el Southern Poverty Law Center. Las familias dicen que los detenidos en Olla han sido trasladados a tiendas de campaña al aire libre y dijeron que pasaran semanas hasta que las instalaciones vuelvan a operar con normalidad.

Los informes de las condiciones del interior revelan una situación "terrible", y algunos describen que el nivel de las aguas fecales llega hasta las rodillas, declaró López. "No hay electricidad. No hay ventiladores, ni aire acondicionado. Las aguas residuales se han acumulado y están desbordándose. Algunas personas tuvieron que quitarse la ropa porque el calor era sofocante".

Lara Nochomovitz, una abogada de inmigración ha escuchado detalles similares de los detenidos en el centro de Jackson. Le dijeron que las personas han estado haciendo sus necesidades dentro de bolsas porque los inodoros están atascados y que al menos uno de los dormitorios de mujeres está en cuarentena debido al coronavirus, lo que significa que están comiendo cerca de los cuartos de aseo. A Nochomovitz le informaron el lunes que la electricidad había sido restaurada, pero no así el agua.

Bryan Cox, un portavoz de ICE, dijo que esos informes "no son correctos".

"Las instalaciones de ICE de Luisiana están funcionando con la electricidad que proviene de la red y con la producida por un generador", dijo Cox a través de un correo electrónico.

"Me han informado que no existe ningún problema de agua o de aguas residuales en ninguno de los dos centros", añadió.

Cox dijo que puede haber "breves interrupciones" de la electricidad proveniente del generador durante el reabastecimiento de combustible o el mantenimiento, pero que "cualquier afirmación de la existencia de cortes prolongados de electricidad no sería correcto". Explicó que gracias a "una planificación y preparación minuciosa", las instalaciones están equipadas con sistemas auxiliares que evitan "cualquier corte prolongado de agua o electricidad".

Pero eso contradice la información proveniente de la oficina del sheriff de la parroquia de Jackson. Un corte de electricidad y agua fue confirmado en el Centro Correccional de la parroquia de Jackson el sábado a través de un post en Facebook. Los inmigrantes retenidos en el centro "decidieron protestar" por las condiciones en las que se encontraban, informó la oficina del sheriff. Han "realizado daños a los dormitorios en modo de protesta", decía el post "y la protesta ha sido controlada y la actividad ha vuelto a la normalidad".

La oficina del sheriff comentó que la electricidad fue restaurada el sábado en las instalaciones, durante la protesta, cuando los operadores de la compañía eléctrica restauraron la electricidad en dicha área. También dijo que el agua "ha sido reestablecida de nuevo en las instalaciones".

Las instalaciones de ICE de Luisiana han pasado por una serie de protestas y huelgas de hambre desde el comienzo de los brotes de la COVID-19. Los abogados y los detenidos han dado la alerta repetidamente sobre los inadecuados protocolos de limpieza y la imposibilidad de distanciamiento social durante la serie de brotes de la COVID-19 en los centros de detención. López dijo que los apagones son "parte de la habitual práctica" de las precarias condiciones y la falta de transparencia de las autoridades de ICE. También informó que ICE sigue rechazando las solicitudes de libertad condicional de los solicitantes de asilo que no presentan riesgo de fuga durante los trámites de inmigración.

ICE ha defendido los métodos de tratamiento de las personas retenidas dentro de los centros de detención durante la pandemia.

Rosemary Westwood is the public and reproductive health reporter for WWNO/WRKF. She was previously a freelance writer specializing in gender and reproductive rights, a radio producer, columnist, magazine writer and podcast host.

👋 Looks like you could use more news. Sign up for our newsletters.

* indicates required
New Orleans Public Radio News
New Orleans Public Radio Info